20/4/18

PRESENTACIÓN: Edición nº 436

Superamos el ecuador de abril con una nueva edición de EL BLOG DEL MIERENSE.

En esta entrega, la nº 436, les ofrecemos, como es habitual, una amplia variedad de contenidos que pasamos a presentarles brevemente.
Arrancamos con un Debate sobre un tema de actualidad: la decisión del Ayuntamiento de Mieres de abandonar el proyecto del área metropolitana central.  
A continuación, damos un  repaso a la  Actualidad local.
Árboles floridos en el paseo fluvial en Santa Cruz
Seguimos con una nueva Entrevista, en la que charlamos con Noelia Rodríguez, portavoz de la Plataforma ciudadana para la implantación de una UCI en el hospital de Mieres, impulsada desde la asociación Un Caudal de salud con representantes de los distintos concejos a los que da servicio el Álvarez Buylla.
Continuamos con Monterde y su nueva Tribuna. En ella nuestro colaborador lamenta que algunos polígonos presentados como armas para una exitosa reconversión se hayan quedado en polígonos para poco más que aprender a conducir.
Proseguimos con dos nuevas denuncias en el Usted denuncia. Una, con el estado del firme y de las aceras del Puente Siana como protagonista. La otra, sobre el cierre, con bloques de hormigón, de una pequeña parcela en la calle Doctor Fleming.  
Visitamos uno de esos muchos ‘lugares para vivir’ del concejo: Camín de La Quinta.
Vamos, a continuación, con la primera entrega de la nueva temporada de “Crónica negra mierense”, con un asesinato acontecido en un bar de La Villa, en 1996.
Seguimos con un nuevo Cómo han pasado los años”, con el que retrocedemos en el tiempo hasta el año 2002.

Confiamos en que les guste esta nueva entrega,
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE


EL DEBATE: Del abandono de Mieres del proyecto del área metropolitana central

Mieres no será parte del área metropolitana que proyecta el Principado con los seis concejos más poblados del centro de Asturias. Pese a que en febrero Aníbal Vázquez era uno de los firmantes del Pacto de Siero, junto al Principado y los alcaldes de Oviedo, Gijón, Langreo, Siero y Avilés, el regidor mierense ha decidido que el concejo salga de ese proyecto de área metropolitana.
“¿Qué pintamos nosotros si es mentira todo? ¿Dónde está el reparto territorial?”, dejó caer Ánibal Vázquez hace unos días, aludiendo a la polémica por la sede del grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
“Es una gran oportunidad de futuro”, declaraba Fernando Lastra, consejero de Infraestructuras, en la firma del Pacto de Siero en el que los concejos firmantes se comprometieron a sacar adelante un Consejo Metropolitano encargado de dar forma y dotar de personalidad jurídica a la metrópoli resultante.
El área metropolitana pretende mejorar la cooperación entre concejos, fomentando el reparto territorial y mejoras en aspectos como el transporte o las comunicaciones.
Relieve vegetal con el que se da la bienvenida al concejo
Sobre esta decisión, que constituye una de las noticias más destacadas de los últimos días, versa El debate de esta entrega:

-¿Le parece justificada la decisión de Aníbal Vázquez?

-¿Qué opinión le merece el proyecto de área metropolitana?

-¿Cree que llegue a salir adelante?

El debate se vertebra sobre estas tres cuestiones. Pueden darles respuesta y comentar lo que deseen en torno al tema, de las siguientes tres formas:
1) Con un comentario bajo esta entrada. (Hacer clic en comentarios. Si no se desea dar datos, publicar como anónimo).
2) Con un comentario en nuestro muro de Facebook o Twitter. Se publicará íntegra e inmediatamente sin dar señas del autor.
3) Con un correo a elblogdelmierense@gmail.com que se publicará íntegra e inmediatamente sin dar señas del autor.
Nos gusta que expresen sus opiniones, siempre desde el respeto y las buenas formas.


ACTUALIDAD LOCAL

Tensión entre Ayuntamiento y Principado por el futuro del Campus
“Si no lo quieren, que lo cierren. Se están riendo de los mierenses y no lo voy a consentir”. Así de tajante se mostraba Aníbal Vázquez en la presentación del campeonato de España Universitario de Judo que se celebrará en el campus de Mieres los días 21 y 22 de abril. El alcalde realizaba estas declaraciones en presencia de Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo y de José Ramón Tuero, director general de Deportes, y tras haber suspendido unas horas antes los preparativos de la cumbre sobre el futuro del campus tras conocer la negativa de Javier Fernández, presidente del Principado, a participar en ella.
Campus de Mieres
Las disputas entre municipios a la hora de establecer una sede para el grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte han hecho mella en las relaciones entre administraciones y Universidad. “No me parece correcto que se quiera planificar una titulación desde fuera de la Universidad”, apuntó García Granda, que si bien afirmó que las instalaciones de Mieres son las “más modernas e infrautilizadas que tenemos y cumplen con todos los requisitos para albergar el grado” no dudó en reconocer que “otros ayuntamientos tienen más poder y capacidad de decisión”. El rector anunció, no obstante, que la decisión sobre la sede del nuevo grado se tomará antes de otoño.
Desde el Principado aseguraron que el presidente comunicó a Aníbal Vázquez que la intención del Gobierno regional es la de colaborar y que Javier Fernández se ofreció a “enviar a un representante de la Consejería de Educación en su lugar”. “Sin la presencia del máximo responsable del Principado no tiene sentido celebrar esta cumbre, ya que no se podrán adoptar decisiones al más alto nivel entre las administraciones implicadas. Me veo en la obligación de dejar en suspenso esta convocatoria a la espera de que confirmes tu asistencia”, le respondió, por carta, el alcalde de Mieres al presidente del Principado.


IU lamenta la falta de compromiso de Fomento con las actuaciones previstas para Mieres
Ni pantallas antirruido para los barrios más próximos a la A-66 ni la mejora de los enlaces en Cardeo, Baiña y Fábrica de Mieres a la N-630 serán llevados a cabo, al menos, de forma inmediata. Es lo que se deduce de la respuesta que desde el Ministerio de Fomento han dado a la carta enviada por Aníbal Vázquez En la misiva del Ministerio no se ofrece “ningún plazo concreto” para ejecutar estas actuaciones. “Solo indican que hay un plan global y que ya decidirán qué obras se hacen y cuáles no”, comentaron desde IU.
Las pantallas de eliminación del ruido de la autovía A-66 a su paso por barrios como Santullano, Santa Marina, Vega de Arriba -en la imagen- o El Tocote es una de las grandes reivindicaciones vecinales y aunque en 2011 el Ministerio prometía su instalación, el tiempo ha dejado la promesa en suspenso. Lo mismo ocurre con las rotondas y nuevos enlaces previstos para las incorporaciones de especial peligrosidad que presenta la N-630 desde el polígono industrial de Fábrica de Mieres, Cardeo y Baiña, actuaciones de las que el desde el Ministerio se comenzó en 2014 sin que hayan llegado a efecto.

ENTREVISTA: Noelia Rodríguez, portavoz de la Plataforma ciudadana para la implantación de una UCI en el hospital de Mieres

Inaugurado en mayo de 2014, el nuevo hospital Álvarez Buylla carece de servicio de UCI, obligando a todos los pacientes que lo necesitan a ser desviados al hospital Valle del Nalón.
Una carencia a la que la asociación Un Caudal de salud quiere poner fin por medio de una plataforma ciudadana integrada por representantes de Mieres, Aller, Lena y Morcín. Conversamos con Noelia Rodríguez, portavoz de la plataforma, sobre la recogida de firmas y las próximas actuaciones que llevarán a cabo, así como sobre los puntos débiles y fuertes de la sanidad en la comarca del Caudal.

“No necesitamos un hospital hueco por dentro y guapo por fuera, queremos servicios”

-¿Cómo y cuándo surge desde la asociación Un Caudal de salud la plataforma ciudadana para solicitar la implantación de un servicio de UCI en el hospital Álvarez Buylla? ¿Qué temas aborda y qué  fines se persiguen desde esta asociación?
La idea ya se llevaba trabajando durante bastante tiempo, aunque la iniciativa de la recogida de firmas surgió hace casi un año.
Un Caudal de salud no es más que el fruto de la necesidad de una REVINDICACIÓN social ante la carencia de servicios que se están produciendo en la cuenca como consecuencia de los recortes. No es solamente la cuestión de la UCI sino que hay otros temas que también son importantes como por ejemplo el de las vacunas para los mayores  de 65 años, donde estamos observando que los pacientes no están siendo informados correctamente en las consultas de atención primaria de aquellas que les corresponden por derecho. El caso del neumococo es una de ellas; el famoso Prevenar para la meningitis, pero que también a la gente mayor les puede proteger de una posible neumonía, especialmente en los casos de personas inmunodeprimidas, en pacientes con cáncer o factores de riesgo.
Noelia y el pediatra Germán Rodríguez, miembro de la plataforma
En más de una ocasión hemos tenido que escribirles en un papel a los vecinos de Mieres el nombre de esta vacuna para que la pidan en la consulta  y esto no debería de ser así, no se puede pretender que unas personas mayores de 80 años o más estén al tanto de todo. Hay que ayudar, hay que informar. Hay que proteger la salud de las personas: ese es el cometido de un médico. No es de recibo que en algunas consultas no se estén derivando a los pacientes para hacer pruebas que son necesarias  a nivel preventivo y les podrían salvar la vida. Se priman los recortes por encima de todo cuando en realidad resulta más caro tratar las consecuencias de una enfermedad que los propios costes en prevención. Por ejemplo resulta muchísimo más barato realizar una densitometría ósea para detectar una osteoporosis y tratarla que el coste que supone una operación por fractura de cadera  con colocación de prótesis y los sucesivos tratamientos y o complicaciones.
Cuando vemos esta “racanería” en la Sanidad, en las propias consultas de los médicos de atención primaria (no en todos, porque eso va en la humanidad de la persona) se nos viene a la cabeza aquella noticia de prensa donde se advertía que algunos médicos podrían estar cobrando comisiones por no derivar a los pacientes ni hacer el volante para pruebas.
En Un Caudal de salud también abordamos el tema de los desfibriladores. Hace muchos años hubo un médico muy conocido en Mieres que decía que llegaría un día en que las personas no morirían de infarto en la calle, porque en cada una de ellas habría un aparato para que les podría salvar la vida. Parece una utopía, incluso fue criticado por exageración por parte de algunas personas pero algún día será algo real.
Es necesario que en cada patio de cada colegio, en cada campo de fútbol o en cada lugar muy transitado del municipio haya un dispositivo de estos que mantenga las constantes de la persona hasta que lleguen los equipos de emergencia.
En la antigua Roma existió una sentencia que se propuso como regla, una orden breve, contundente y doctrinal que dada nuestra situación de recortes resulta muy oportuna recordar: SALUS POPULI SUPREMA LEX (que la salud del pueblo sea la ley suprema). Esta es la base de nuestra asociación y ese debería ser también el principio de los políticos que gobiernan para un pueblo porque sin SALUD ni bienestar no hay nada.

-Suponemos que es una pregunta que a estas alturas se habrán hecho en multitud de ocasiones, ¿por qué un hospital nuevo y pionero en muchos ámbitos como el Álvarez Buylla carece de este servicio?
Pues volvemos otra vez a la misma cuestión de antes. Evidentemente, los recortes. Se han fusionado las áreas del Nalón y del Caudal. Urología y ginecología son otro ejemplo de ese intento  por parte de la gerencia. Sentimos que estamos vendidos.
Los pacientes que necesiten UCI serán trasladados al hospital del Valle del Nalón. ¿Por qué se nos ha ido este servicio tan necesario? Pues como todo lo que se nos ha ido de Mieres. ¿Por qué? La respuesta podría ser la misma de por qué no tenemos aquí un museo de la minería siendo como somos la puerta de entrada en Asturias desde la Meseta con sus buenas comunicaciones y su buena señalización desde la autopista. ¿Por qué se han ido muchas más cosas para allá?¿Será que tiene más tirón el sitio? No, para nada.
Cuando uno se va de viaje y pasa por un pueblo hermoso y lleno de servicios o iniciativas turísticas que atraen visitantes o empresas e industrias que crean trabajo  y se pregunta por qué aquí y en mi pueblo no. ¿Por qué aquí sí y en Mieres,no? Y es entonces cuando le echamos la culpa al político de turno, a la retahíla de políticos de turno que han pasado sucesivamente por mi pueblo y que no ha hecho nada... Ahí es donde reside precisamente el problema en la mentalidad de la persona acomodada que siempre piensa que son los “otros” los que tienen que luchar por lo demás.
Exterior del Álvarez Buylla
Los vecinos no nos damos cuenta que hay que salir a la calle a pedir a insistir una y otra vez y cada vez que se nos pida estar ahí a manifestarse si es que nos interesa, porque sin la reivindicación no es posible nada .Los lugares que tienen cosas es porque sus vecinos han sabido luchar por ello, no por otra cosa.
El hospital Álvarez Buylla es un buen hospital  en lo que temas de traumatología se refiere, también tiene una unidad de diálisis y se realizan colonoscopias con sedación total que algunos hospitales no realizan, pero está carente de otros servicios. No podemos olvidar además que el gobierno central  ha decidido  suspender el programa de los MIR en el Álvarez Buylla  y eso es el principio del fin de un hospital. Cuando a un hospital se le quita la “savia nueva”, esa gente joven que viene a formarse aquí, que son el futuro de la profesión y que además son un personal necesario que nos atiende en el hospital. Eso ya es la crónica de una muerte anunciada.
La gente debe ver y entender que paga sus impuestos como el resto de ciudadanos y debe sentirse reflejada en esos otros lugares donde sí tienen estos servicios siendo incluso menos vecinos censados.
Los mierenses no debemos  consentir bajo ningún concepto una pérdida de derechos y debemos ponernos en pie de guerra y tomar cartas en el asunto a través de la reivindicación social, porque una pérdida lleva a la otra...y si nos hacemos de miel ,nos lo quitan todo.
En el Álvarez Buylla se necesitan muchas cosas. Sobran las escaleras mecánicas, las luces de neón y las plaquetas de diseño en la fachada. Sobran las televisiones  en cada sala de espera, queremos más trato humano. No necesitamos un edificio hueco por dentro y guapo por fuera, queremos servicios. Necesitamos servicios. Mieres ahora más que nunca está necesitada de ellos porque su población está muy envejecida y tiene derecho a ser tratada en condiciones dignas.
El servicio de traumatología, la unidad de diálisis… Todo eso está bien pero también se necesita una zona de hospital de día para la quimioterapia de los pacientes con cáncer, que desgraciadamente deben trasladarse a Oviedo y no es plato de gusto. ¿Por qué en un hospital que tiene tantos huecos vacíos, no se puede destinar una sala para quimioterapia? Hay que pelearlo.
Y sin lugar a dudas y diga lo que diga, quien lo diga, porque tenga la cartilla muy  leída: UN HOSPITAL SIN UCI ES UN HOSPITAL COJO.

-¿Qué inversión sería necesaria para implantar la UCI en el hospital? ¿Cómo debería ser esa UCI?
Según datos consultados, el  coste de una cama UCI está en torno a los 15.000 euros. Lo que nos daría en caso de una UCI de cuatro camas que es lo que podría corresponderle a Mieres, un coste de 60.000 euros. Como el hospital es de reciente construcción ya cuenta con novedoso acondicionamiento y la inversión sería mínima.

-¿Qué le espera, hoy por hoy, al paciente que necesita pasar por la Unidad de Cuidados Intensivos tras una operación en el Álvarez Buylla?
Siglas del hospital, frente al servicio de Rehabilitación
Pues le espera ser trasladado a La Felguera con el consiguiente riesgo que supone trasladar a alguien que ya de por si está en grave y no necesita mucho movimiento y debe estar en carretera durante 20 minutos. Cuando quiera ser instalado definitivamente en la UCI pueden haber transcurrido tranquilamente más de media hora. No es plato de recibo para alguien que acaba de salir de una operación, por ejemplo y necesita precisamente ese soporte que está en La Felguera y aquí no. Si es trasladado allí será porque es necesario para su vida, evidentemente, y nuestro hospital es pobre en medios.
“Es obligación de las administraciones públicas, favorecer y promover entornos saludables, disuadiendo en su caso, de aquellas que supongan riesgos para el bienestar de la ciudadanía”, tal y como aparece en el artículo 3 de la Ley General de Salud Pública. La misma normativa también recoge que la Administracón “debe favorecer la existencia de infraestructuras adecuadas para las actividades  de salud pública”. Parece ser que a algunas personas se les olvida.

-E imaginamos que para los familiares ese traslado tiene también un coste, ¿no es así?
Por supuesto. Usted imagínese una persona con una pensión muy chiquitina y que tenga que estar trasladándose todos los días durante todo el tiempo que su familiar esté ingresado. Eso no lo ven los políticos que deciden los recortes. No ven a esta persona ni se imaginan el gran esfuerzo que supone tener que trasladarse en un medio de transporte público hasta La Felguera a deshora porque no hay muchos horarios tampoco para esa zona. Ni tampoco es tan barato como se nos quiere pintar. No solamente el dinero, sino el estado de salud, porque vuelvo a repetir la población de Mieres es una población muy envejecida y hay que pensar en acercarle los servicios, no alejárselos. Hay que pensar que muchas de esas personas que van a visitar a ese familiar podrían tener incluso alguna minusvalía dada su edad.

Cartel de la plataforma
-Han puesto en marcha una recogida de firmas en Change.org que ya supera el millar de firmantes. ¿Cómo valoran la respuesta de la gente, así como de asociaciones y otros colectivos, a esta iniciativa?
Pues entendemos que la gente a veces muestra un desinterés hacia cuestiones que le pueden afectar directamente.
Valoraríamos muchísimo que cada una de las asociaciones de Mieres apoyaran esta iniciativa, que cada una de ellas a título personal y no desde la Federación enviara una carta dirigida a la Consejería de Sanidad reclamando este servicio. Muchos pocos suman un mucho. Deberíamos de bombardear a la consejería con cada una de nuestras reclamaciones, que no se les olvidara y que supieran bien que estamos aquí, que los vecinos de Mieres no vamos a parar hasta que lo consigamos, que no es más que lo que nos corresponde por derecho.
Necesitamos mucho apoyo de los vecinos para poder sacar adelante esto, si no lo perderemos igual que hemos perdido todo lo demás.

-La recogida de firmas tiene como destinatario el consejero de Sanidad. ¿Han podido o esperan poder concertar con él algún tipo de reunión para tratar el asunto?
Aún no, ni tampoco se han dirigido a nosotros. Pero estamos pendientes y en breve solicitaremos una entrevista.

-Junto a la recogida de firmas, ¿tienen previsto llevar a cabo movilizaciones o alguna otra actuación?
Sabemos que la recogida de firmas a través de Change no ha tenido el apoyo suficiente quizás porque mucha gente no lo ha visto. Teniendo en cuenta que este hospital da servicio a casi 70.000 usuarios y no hay ni 2.000 firmas, nos sorprende el hecho de que la gente no considere la UCI como algo necesario y deseen mas trasladarse a La Felguera. Queremos pensar que quizás las firmas no han llegado a las manos de las personas que si lo quieren.
Es por ello que ya hemos empezado a sacar a la calle las firmas en papel que parece que llega más a la gente, especialmente a los más mayores.
Estamos valorando también hacer alguna manifestación.

-No queremos cerrar la entrevista sin una última pregunta. Hemos hablado de la plataforma y del servicio UCI que se reclama para el hospital comarcal, pero, ¿cómo es, salvando lo anterior, la sanidad pública en la comarca del Caudal? ¿Qué nota le pondría?
En Mieres llegará un día en el que la Sanidad no llegue ni al aprobado por los pelos. Si dejamos y consentimos que cada vez sean menos los servicios y mas los recortes, menos personal y más edificios de diseño fantasma huecos por dentro, llegará un momento en el que en vez de médicos y aparatos sanitarios cuando vayamos a la consulta o ingresemos por urgencias será un constructor el que nos atienda y una hormigonera la que haga de soporte vital.
Ese día la nota para la sanidad pública en el Caudal será un cero.

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Polígonos para aprender a conducir

Decía con cierta ironía José Manuel Pérez Fernández, experto en urbanismo al que he tenido la suerte de escuchar en varias ocasiones, que Asturias es la región de España con más polígonos para aprender a conducir. Sí, polígonos con una ocupación y producción ínfimas, fruto a veces de reconversiones industriales fallidas o de los estragos de la crisis, que solo sirven para que los chavales que están sacando el carnet de conducir vayan los fines de semana con sus padres a dar unas vueltas con el coche. En Mieres no nos libramos de ello, y el más claro ejemplo es el polígono industrial de La Cuadriella, enclavado en el centro del valle de Turón.
Vista del fallido polígono industrial de La Cuadriella
15.000 metros cuadrados de superficie, gran parte de los cuales construidos tras el cierre de las minas del valle, con el objetivo de evitar que la industria y el empleo se resintiesen en la zona. 15.000 metros cuadrados en los que se asentaron diversas empresas, en su mayoría con ayudas económicas procedentes de fondos mineros, que acabaron en concursos de acreedores y figuras análogas, con sus naves e instalaciones embargadas y puestas a la venta, sin éxito, por los bancos. Hoy en día el polígono solo tiene una empresa funcionando. Por el camino se quedaron Umaña, Diasa Pharma y una larga lista de nombres de empresas que desaparecieron dejando gente en la calle y deudas, muchas deudas. Hoy por hoy el polígono de La Cuadriella se usa solo para conducir (de hecho, hay autoescuelas que lo usan para aprender a sus alumnos a manejarse con la moto) y como aparcamiento para vecinos de la zona y algunos camioneros que hacen que a veces parezca un área de descanso. Las aceras no se ven ya gracias a la maleza que las invade y que lo muestran todavía más como un polígono fantasma.
¿Qué falló? Muchas cosas. Falló, para empezar, el tipo de empresa para la que se pensóel polígono. Quizás hubiera sido mejor apostar por pequeñas empresas, en vez de medianas y grandes empresas como lo fueron Umaña o Diasa Pharma. El polígono de Vega de Baiña es la muestra clara, con sus naves nido, de que a la larga, esas pequeñas empresas han funcionado y algunas de ellas, incluso, han crecido, con negocios de toda la vida: carpinterías, talleres, fontanerías... Seguro que en Turón, con más actividad comercial que la zona de Baiña, también hubiera funcionado un sistema parecido de naves nido. También falló la política de poner las cosas fáciles, demasiado fáciles, a aquellos que optaron por instalarse en La Cuadriella, dando fondos sin prever, por ejemplo, garantías claras de devolución de lo recibido en caso de que la empresa acabase mal, como acabaron muchas de ellas.
Sé que el tema de los fondos mineros y todas estas empresas fallidas es uno de los más espinosos de la historia reciente de Mieres, y que se ha tocado en muchas ocasiones en la prensa, pero no he podido evitar escribir algo después de dar una vuelta el otro día por el espectro del polígono de La Cuadriella, otra muestra más de lo que pudo haber sido y no fue. 


USTED DENUNCIA: El estado del firme y las aceras del Puente Siana / Bancos para la parada de autobús de El Vasco

Como en cada entrega, les ofrecemos dos nuevas denuncias de nuestros lectores.
¿Qué es lo que deben hacer para enviarnos sus denuncias y quejas, siempre que versen sobre asuntos relacionados con Mieres? Es muy sencillo: contactar con nosotros a través de un correo electrónico a elblogdelmierense@gmail.com, o mediante mensaje privado a través de Facebook o Twitter.
Pueden enviarnos escritos, vídeos, audios, imágenes, presentaciones en Power Point... Por nuestra parte, solo pedimos que se haga constar la palabra ‘denuncia’ en el asunto del mail o del mensaje de Facebook o Twitter y que se adjunte una pequeña explicación de lo que se nos muestra y se pretende denunciar.

“Me resulta sorprendente y hasta preocupante que en todos los gastos presupuestarios, proyectos, ideas y todo lo que se lleva comentando en las últimas semanas nadie de los que nos gobiernan haya mencionado el estado del Puente Siana, tanto de su carriles como de sus aceras”. Así comienza su denuncia Mario.
 

“El firme de los carriles está que da pena, lleno de grietas, baches y las canaletas que sirven para desaguar parecen zanjas de lo dilatadas y rotas que están. Me parece estupendo que hace poco asfaltasen la parte que da a la estación, porque tenía falta, pero la que da a Santa Marina está igual de mal y para seguir”.  El problema del Puente Siana va más allá de sus viales, según apunta nuestro lector “las aceras tienen montones de baldosas o rotas o levantadas o las dos cosas. De haber picado para cambiarlas hay sitios donde hay grietas en las que es fácil meter el pie y tropezar”, nos comenta.
“Da la impresión de que ningún político lo pasa, ya no digo para ir al tren, que estoy seguro de que ninguno de ellos sabe qué eso. No lo pasan ni para ir a quemar calorías por el paseo del Caudal”, concluye, con sorna, nuestro lector.

La segunda de las denuncias de esta entrega se sitúa muy cerca de la anterior, en la calle Doctor Fleming. “Parece ser que porque había gente que aprovechaba que la acera está rebajada y aparcaban, el Ayuntamiento colocó hace unos días dos enormes bloques de hormigón que impiden acceder con un coche a ese espacio que hay detrás de la parada de autobuses de El Vasco”. Esos bloques son el objeto de la denuncia que nos envía Helena.
Los bloques de hormigón en el solar de El Vasco
“En una parada con tanta gente como esta, y lo dice una usuaria, ¿por qué no aprovecharon para impedir el paso de coches a ese pequeño solar con dos o tres bancos más o una marquesina que complemente a las dos que ya hay?”, comenta nuestra lectora. 

UN LUGAR PARA VIVIR: Camín de La Quinta

La parroquia de Mieres Extrarradio agrupa, a nivel administrativo, a varios pueblos y lugares que, por su ubicación geográfica, no pueden incluirse dentro de otra parroquia. Muchos, además, están muy cerca de Mieres. Esta semana visitamos uno de ellos: CAMÍN DE LA QUINTA.

CAMÍN DE LA QUINTA es un pequeño lugar situado a escasos pasos de la popular Plaza del Carmen, en el barrio de La Villa. 
 
Formado en la actualidad por siete viviendas, son veintitrés las personas que aparecen censadas en este lugar, según datos del 2016. Entre las viviendas, hay desde modernas casas de estilo chalet hasta alguna más antigua, pasando por alguna casa abandonada.  
Su cercanía a Mieres es, sin duda alguna, uno de sus puntos a favor, junto al aparcamiento de una veintena de plazas que se encuentra justo tras la capilla del Carmen, construido en el solar que dejaron hace unos ocho años unas viviendas que fueron derribadas.

Un paseo interesante, corto y sin dificultad por la zona pasaría en subir a La Quinta por CAMÍN DE LA QUINTA desde la Plaza del Carmen. Una vez en La Quinta, tras divisar Mieres desde su mirador, es posible bajar al punto de partida a través de El Cargaeru.   


CRÓNICA NEGRA MIERENSE: Asesinato en el bar (1995)

Medianoche del 15 de febrero de 1995. En un bar situado en la calle La Vega, casi frente a la Plaza de Pepa La Lechera, entra Óscar Núñez. En el local se encuentra acabando de cenar un hombre al que conocía y con el que mantenía malas relaciones por discrepancias sobre unos terrenos arrendados en la zona de La Raíz.
Discuten por esos mismos terrenos, intercambiándose insultos y todo tipo de improperios. El otro hombre se va. Vuelve un cuarto de hora después, pistola en mano, y efectúa desde la puerta del local tres disparos contra Óscar, que se encontraba en la barra del bar, de espaldas a la puerta del local. Dos le alcanzan en la región posterior externa del antebrazo. El tercero, en la espalda. Es este último el que le provoca una hemorragia interna que le causa la muerte poco después en el HUCA. 
Recorte de prensa de ABC
El agresor huye del lugar de los hechos tras efectuar los disparos. Se deshace de la pistola en la calle Covadonga y abandona Asturias, siendo detenido horas más tarde en Verín, en la provincia de Ourense.
Guardajurado de Hunosa, ya jubilado, había cometido el crimen con una pistola semiautomática que no figuraba registrada a nombre de nadie. De hecho, la licencia de armas que había tenido con motivo de su trabajo le había sido revocada en 1989 y se le había denegado la solicitud de licencia para el uso de armas cortas unos años antes, por motivos de salud.
Óscar, que había trabajado con su agresor en Hunosa, y con el que tenía esos problemas relacionados con el arriendo de unas fincas, dejó mujer y cuatro hijos.
Este es el relato de un crimen que causó un gran impacto en el concejo. El asunto llegó a los tribunales dos años después. Fue a mediados de 1997 cuando la Audiencia Provincial condenó al agresor en su sentencia 496/1997 como autor de un delito de asesinato y otro de tenencia ilícita de armas. Entre los dos, sumó una pena de prisión de veintiséis años, ocho meses y un día. Junto a esta pena principal le fueron impuestas otras penas accesorias, entre ellas, la prohibición de volver a Mieres durante seis años. La sentencia estableció también una indemnización de 35 millones de pesetas a favor de la esposa de Óscar y de 15 millones para cada uno de sus cuatro hijos, corriendo también el condenado con los gastos hospitalarios, de entierro y los del propio juicio. En total, casi 98 millones de pesetas, algo más de medio millón de euros.
El condenado recurrió la sentencia en casación al Tribunal Supremo, viendo rechazado su recurso unos meses después y teniendo que asumir las costas del mismo.

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Un viaje a 2002

Grandes cambios en la Casa del Pueblo y en su entorno. El ladrillo de la fachada fue revocado y posteriormente pintado de color rosa en las obras que se acometieron en el edificio en el 2009. 
 
Su entorno también sufrió cambios, con la reforma de la Plaza de Abastos en el 2006-2007. Un nuevo pavimento, nuevos bancos, nuevas farolas y el adiós a las bolas de hormigón que bordeaban las calles paralelas al edificio.

Más edificios se aprecian en el tramo de la calle Oñón que protagoniza esta segunda pareja de fotografías. 
Más edificios que implicaron la desaparición de árboles, algunos como los de la parte baja del chalet de los Buylla, que se aprecian al fondo, en la imagen antigua, o un gran pino de los Jardines de Juan XXIII que fue talado por razones de seguridad vinculadas a la construcción de un edificio cercano.