22/9/17

ENTREVISTA: Liliana Castro, en lucha contra quienes vierten veneno en las calles de Mieres

A finales de 2016 vivió una gran pesadilla, después de que su perro Black, un bichón maltés, ingiriese raticida que le llevó a estar durante cuatro semanas entre la vida y la muerte.
Tiempo después, la casualidad hizo que sorprendiese a dos personas colocando veneno en las calles del barrio en el que vive. Daba inicio entonces a su cruzada por conseguir que los presuntos responsables del envenenamiento de su perro fuesen sancionados, por la vía administrativa o por la judicial. Una lucha que se ha prolongando durante más de seis meses, no exenta de dificultades, pero compensada por el apoyo de miles de mierenses, con más de 2.700 firmas recogidas y numerosos mensajes de aliento en las redes sociales.
Charlamos con Liliana Castro, la responsable de esa lucha.

He presentado ante la Fiscalía una denuncia dirigida hacia el Alcalde por un presunto delito de prevaricación por omisión”

-En diciembre del año pasado Black, su perro, sufría una grave hemorragia interna que lo mantuvo entre la vida y la muerte durante varias semanas, tras ingerir veneno para ratas. La primera pregunta es para él, ¿cómo se encuentra? ¿Le ha quedado algún tipo de secuela?
*Black, el bichón maltés de Liliana.
Black se encuentra medianamente bien. Psicológicamente se ha hecho más desconfiado con desconocidos y físicamente, pasados estos ocho meses, vemos que le han quedado algunas secuelas. En primer lugar y la más grave es el sistema digestivo, que le produce acidez, reflujo gástrico, digestiones difíciles, falta de apetito, etc. En segundo lugar, los bichones malteses suelen tener el lagrimal delicado en el sentido de que tienen continuo goteo y esto les oscurece el pelo de alrededor del ojo. A consecuencia del envenenamiento se le secó y esto hace que se le obstruya el lagrimal y padece continuas infecciones oculares.
Lo ocurrido me supuso un dineral, tanto por lo que me costó las cuatro semanas de hospitalización de Black como por la cantidad de veces que le tengo que llevar al veterinario y las que nos tocarán en el futuro para tratar las secuelas con su consiguiente gasto en medicamentos. Y gracias que ha sobrevivido, que no se si le tengo o le sueño. Lo que se llega a amar a un perro solo lo sabe quien lo ha experimentado.

-Dos meses más tarde, el 27 de febrero, descubría a un matrimonio colocando raticida en el barrio de Santa Marina y comenzaba su cruzada. Lo primero que hizo fue llamar a la Policía Local y a la Nacional. ¿Cómo fue la actuación de ambos cuerpos? ¿Se levantó algún tipo de atestado?
Efectivamente ese día ya entrada la noche (de ahí el carácter doloso de la acción y el conocimiento por parte de ambos de estar cometiendo un acto delictivo) llamé al 112 los cuales me transfirieron la llamada con la Policía Local, que se personaron en el lugar que por cierto se encontraba a escasos 10 metros de mi casa, la primera zona verde que pisa mi perro cuando le saco a pasear. Vinieron, les dije lo que estaba ocurriendo, le pidieron la documentación sólo al señor y ni me miraban a la cara. Yo les insistía en que les ordenaran retirarlo de inmediato, que eso era un peligro y que mi perro casi se muere en diciembre a lo que la señora me respondió: “Qué más da, es solo un perro”. Me sentí desatendida y desamparada, me trataron como si fuera la loca del perro, sin ni siquiera mirarme a la cara. Y así quedó el asunto, le tomaron los datos al Presidente, a su mujer no y se fueron todos tan tranquilos y yo con mi disgusto, rabia e impotencia.

Indicaros como fue lo ocurrido esa noche:
*Liliana Castro pasea a su perro por La Mayacina.
Paseaba a mi perro y de regreso a casa, ya de noche, veo a dos individuos agazapados en una zona verde sita en la intersección de calle Río Sella con Severo Ochoa, con una bolsa de plástico cubriendo mano y brazo y aparentemente depositando algo.
Me acerco y les pregunto que qué estaban haciendo y me responden que echando veneno para roedores.
Les indico que eso no se puede hacer, que además de estar prohibido es un peligro para animales y niños y me responde que él es el Presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Marina y que lo lleva haciendo toda la vida por el derecho de ostentar ese cargo en tal Asociación de larga solera y muy bien vista y considerada en el Ayuntamiento de Mieres.
En ese momento les exijo que paren en su acción y que lo retiren, que mi perro fue envenenado en diciembre, casi se me muere y vivo justo en frente, a lo que ellos respondieron que daba igual, que sólo era un perro.
Al presionarles para que lo retiraran y pararan en su acción, se fueron, dejando el veneno ya depositado pero se ve que no habían terminado con su intención ya que, ante la duda y miedo de que regresaran, esperé por la zona sin que me vieran por si volvían a rematar la faena y mi intuición no se equivocó, ya que a los pocos minutos regresaron y continuaron. Yo mientras permanecía escondida hasta que llegó la Policía Local. Una vez llegaron me acerqué de nuevo y la señora me dijo que si había sido yo quien llamó a la Policía. A continuación ocurrió lo ya relatado.
Al día siguiente, nada más levantarme por la mañana, me dirigí a la Comisaría de la Policía Local de Mieres a interponer denuncia contra estas dos personas, y cuál fue mi sorpresa que el Agente que me atendió me dijo que ahí no la recogían, que tenía que presentar un escrito en el Registro del Ayuntamiento. Aún sigo sorprendida y con sensación de que se han reído de mí a día de hoy.
Como quien tiene la sartén por el mango son ellos, visto lo visto, no pude obligarles a cumplir con su deber y recogerme denuncia, a pesar de que ellos mismos deberían haber iniciado propuesta de expediente sancionador, facilitándome solamente un número de registro de incidencia (atestado), y me dirigí al Ayuntamiento, pedí un formulario de presentación y relaté lo ocurrido exigiendo se tomaran medidas legales contra esas dos personas identificadas y se limpiara la zona de veneno.
A fecha de hoy, aún no se me ha dado la correspondiente respuesta por escrito que considero se debería haber efectuado a tal escrito presentado ya con fecha 28/02/2017.

*Nuestra entrevistada, abrazando a su perro.
-Acudió tras ello a la Policía Local para presentar una denuncia, pero la derivaron al Ayuntamiento, sin facilitarle copia alguna de la documentación referida a aquel día. ¿Con base en qué argumentos le realizan esa indicación?
Así es, a posteriori, y para tomar por mi cuenta medidas legales, acudí de nuevo a la Policía Local para que me facilitaran copia de ese parte de incidencia a lo que me respondieron que debía pagar una tasa previamente en el Ayuntamiento de unos 50 euros para que me facilitaran una copia de una incidencia en la cual aparecen mis datos personales ya que fui yo quien les llamó para que acudieran. También a día de hoy continúo sorprendida y con la misma sensación de que se están riendo del ciudadano y abusando de su posición, porque desde mi ignorancia me parece increíble que no se me haya facilitado sin ningún tipo de pega o previo pago de tasa alguna.

-A continuación se dirigió al Ayuntamiento, buscando que se aplicase la Ordenanza sobre tenencia de animales de compañía, que considera falta muy grave “hacer víctima a cualquier animal de crueldades, ocasionarles sufrimiento, someterles a malos tratos y causarles la muerte”. ¿Cuál fue la respuesta inicial del Consistorio?
La respuesta del Señor Alcalde, como se puede escuchar en el video publicado en YouTube de mi asistencia al Pleno del Ayuntamiento del día 29 de junio, no fue otra que la siguiente: “Ya se les dijo que no podían volver a hacer eso”.

-Precisamente, sobre la base de esa Ordenanza se sancionan otras conductas relacionadas con animales, como llevar perros sueltos, ¿no es así? ¿Qué sanciones contempla para casos como el de Black?
Otra de las cuestiones que reclamé ante el Señor Alcalde es la premura con la que se inició expediente sancionador en varios casos de perros sueltos, que en cuestión de 10 días desde la fecha en que los Agentes iniciaron propuesta de sanción, la correspondiente multa llega al domicilio del sancionado. Indicar que con posterioridad a exponer públicamente este caso y las personas que cometieron tal acción, y como les indicaba la presunta amistad de dicha Asociación y Consistorio, los dueños de perros nos hemos visto acosados previa petición del Señor Presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Marina, como bien figura en noticia de La Nueva España de fecha 30/03/2017, ya que, atendiendo a sus exigencias, la Policía Local montaba guardia en zonas de Santa Marina para sancionar a todo aquel que llevara el perro suelto. Ojalá vigilaran con tanto tesón el tema del veneno, así no habrían sido envenenados solo durante el periodo de diciembre 2016 a abril 2017, atendidos solamente en la Clínica Caudal un total de 7 perros, uno de ellos por desgracia con causa de muerte.

-En junio intervenía en el Pleno, dirigiéndose en varias ocasiones al Alcalde. ¿Qué le dijeron tanto el Regidor como el resto de ediles? ¿Obtuvo algún tipo de compromiso?
Como ya indiqué, la única persona que me dio respuesta, escasa por cierto y sin ningún tipo de compromiso fue el Señor Alcalde, que dijo simplemente: “Ya se les dijo que no podían volver a hacerlo”. En cuanto a compromiso, ninguno. Se remite a indicar que están colaborando con el Juzgado y Fiscalía en los procesos iniciados en el caso del Juzgado por una asociación animalista y en el caso de Fiscalía por mí, en ningún caso se inició expediente sancionador por parte del Ayuntamiento como debería haber sido.

-Coincidiendo con su intervención en el Pleno presentaba en el registro municipal las 2.700 firmas recogidas para exigir que este tipo de conductas sean sancionadas. ¿Es ese apoyo masivo de la gente, tanto con firmas como con contenido en redes sociales, lo más positivo de toda esta historia?
Así es, estoy eternamente agradecida por el apoyo y difusión tanto por redes sociales como por prensa escrita, radio y vosotros, El Blog del Mierense, y a la plataforma Change.org que ofrece un servicio que hace que mi petición haya dado la vuelta al mundo. Además en ocasiones voy por la calle y me para gente que me reconoce y me da palabras de aliento y apoyo, lo cual es de agradecer. Somos solidarios y eso me enorgullece.

-Tras la presentación de las firmas, ¿ha habido algún tipo de contestación por parte del Ayuntamiento?
No he tenido ningún tipo de contestación por parte del Ayuntamiento a las firmas ni al escrito inicial presentado en febrero, desidia absoluta.

-Por esas fechas la Fiscalía abría diligencias para investigar los hechos, y se presentaba, además, una denuncia a instancia de una asociación animal. ¿En qué punto se encuentran las investigaciones? ¿Cree que finalmente pueda caer algún tipo de sanción sobre los presuntos responsables?
Las diligencias llevadas a cabo por Fiscalía entiendo sean por la denuncia presentada por mí para que iniciaran acciones de oficio. La asociación animalista presentó denuncia en el Juzgado de Mieres. Esta denuncia de la asociación fue desestimada en primera instancia por considerar el juez que los hechos no son constitutivos de delito y la asociación ha recurrido.

-Ha hablado de “amiguismos” y “favoritismos” como causas de que a día de hoy quienes vertían veneno en las calles no hayan sido ni procesados ni sancionados, ¿desalienta ver, como apuntaba en su intervención en el Pleno, que en Mieres la ley parece no ser igual para todos? ¿Ha habido, en esta lucha, momentos de flaqueza?
*Liliana y Black, en el barrio de Santa Marina.
Está claro que estamos ante un presunto caso de favoritismo y/o amiguismo, que en términos judiciales se denomina “prevaricación por omisión”, indicando siempre presuntuosidad. He presentado ante la Fiscalía una denuncia dirigida hacia el Alcalde por un presunto delito de prevaricación por omisión. De momento, la han admitido a trámite y abren diligencias de investigación.
Algo es algo, ya que es su obligación como máxima autoridad el haber iniciado expediente sancionador aplicando tanto Ordenanzas Municipales como Código Penal, ya que en ambos casos se recogen dichas acciones como delitos graves (salud pública, maltrato animal…) y dado que, después de mi asistencia al Pleno, el cual está grabado en video y aportaré como prueba, el propio Alcalde admite ser conocedor de los hechos delictivos y admite no haber iniciado sanción alguna, así como indicar que su única acción al respecto fue una regañina.
En cuanto a si he tenido momentos de flaqueza indicaros que en ningún momento, cada día me levanto con más fuerza para luchar por esta causa, ya que considero injusto que no se aplique la Ley a todos por igual como recoge nuestra Constitución Española y que, como vemos, en este caso, no está siendo aplicada. Esto es muy grave y no es el típico caso que todos podemos haber tenido conocimiento de alguien a quien le pusieron una multa de aparcamiento que teniendo algún amigo o conocido en la Policía Local o Ayuntamiento hace que esa sanción desaparezca, esto es un peligro para niños o animales, además de una aberración que está sembrando mucho sufrimiento en los dueños de los animales afectados. Por tanto cada día tengo más fuerza para seguir luchando contra este sistema que tiene trato de favor con quien le conviene y sanciona a quien le apetece. No pararé hasta lograr mi cometido aunque me vaya la vida en ello. Buscaré todos los recursos que estén a mi alcance o por lo menos, seguiré haciendo ruido para que la Ciudadanía se dé cuenta de quién nos gobierna, del abuso al que somos sometidos y de que la Ley no es igual para todos.

*Black, ante un cartel contra el maltrato.
-A raíz de lo que le ocurrió a Black, usted descubrió la existencia de, al menos, otros siete casos de envenenamiento de perros en Santa Marina desde 2012. Uno de los canes acabó muriendo. ¿No hubo denuncia en ninguno de los casos?
Desconozco si ha habido denuncias ya que por más que lo intenté no he logrado contactar con otros afectados. Esa información me fue facilitada por la Clínica Caudal que fue quien salvó a mi perro.
Pero de todas formas creo que nadie ha denunciado, lo cual no debería ser así, este tipo de actos hay que ponerlo en conocimiento de autoridades, aunque viendo lo visto en mi caso, de poco sirve. Esperemos que la justicia haga lo que tiene que hacer.

-Completando la pregunta anterior, ¿ha tenido constancia de nuevos casos en los últimos meses?
Que yo sepa no ha habido más casos de perros envenenados en la zona. Si bien es verdad que tenemos más precaución desde que salió a la luz la noticia, que procuré se diera bombo para que todos estén más alerta sobre todo por el Barrio Santa Marina.
Sí que el jueves día 14 de septiembre en el parque de perros habilitado al efecto en la zona del Campus, un perro ingirió veneno, habiendo tenido que ser atendido por la hemorragia interna que el mismo le causó en la clínica El Caudal. También esa semana resultó intoxicado otro perro que por el momento se duda si ha podido ser en ese mismo parque o en el Polígono de Vega de Arriba.
Teniendo en cuenta que es un parque habilitado para perros donde podemos soltarlos y que corran libremente, la afluencia de canes que allí van y que es una zona videovigilada en todo su perímetro por cámaras del Campus, deberían visionarse los vídeos de las cámaras para comprobar quién ha podido entrar ahí a arrojar veneno (sería fácil diagnosticarlo, viendo que quien haya entrado, por seguro no entró con un perro) y que se limpie e investigue la zona de inmediato antes de que haya más perros envenenados. Es un verdadero peligro para nuestros animales y está claro que hay mucha gente en Mieres que quiere acabar con ellos, siendo un blanco fácil esparcir veneno en una zona acotada para los perros en libertad.
Recientemente abría en Facebook una página, Veneno NO, para compartir todos estos casos y peligros para las mascotas que se pueden encontrar en Mieres.

-Lo que sí que ha proliferado es el azufre en polvo, que ha aparecido en diferentes paredes del barrio de Santa Marina. ¿Qué medidas cree que se deberían tomar tanto en aquellos sitios en los que ha aparecido como para con quienes lo vierten?
*El can, en un primer plano.
He llamado no hace mucho a la Policía Local para poner en conocimiento que en dos esquinas de una vivienda de Santa Marina en la calle Miguel de Cervantes justo detrás de la estación de autobuses, había depositado azufre y ni siquiera se personaron.
Si bien es verdad que según me comentaron los vecinos de la zona, unos días después regaron esas esquinas aunque aún se aprecia pegado con manchas blanquecinas que desconozco si al no haberlo frotado a conciencia pueda aún seguir siendo tóxico.

-Concluimos con una pregunta que formulábamos hace unos meses en uno de los debates del blog. ¿Deberían equipararse, en protección jurídica y derechos, animales y personas?
En mi opinión sin duda alguna, nadie tiene derecho a dañar o arrebatar la vida a otro ser vivo. Todos pisamos la misma tierra y el ser humano no es el dueño y señor de este planeta que pisamos, todos vivimos en ella y debemos respetar la vida de cada ser que lo habita, por tanto que se deben de proteger los derechos de los animales en cualquier caso. 

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Liliana esi perru ye muy piquinin tienes que comprar un San Bernardo,coño. Por lo demas tienes mi apoyo.

Miguel dijo...

Me alegra y me preocupa esta historia a partes iguales. Me alegra porque demuestra que aún hay gente con ganas de pelear y no dejar que se pisoteen los derechos, en este caso, de los animales. Mi enhorabuena.
Me preocupa la actitud de la otra parte involucrada, que son aquellos que nos gobiernan. He visto el vídeo que acompaña a la pregunta sobre el pleno y la actitud tanto del alcalde como del resto de ediles es de estar pensando en la lista de la compra o en qué van a hacer de tarde mientras esta mujer habla. Las dos o tres veces que Aníbal dice algo parece que lo dice para hacer creer que está escuchando y ya. Mal hecho, muy mal hecho.
Por último, me decepciona que los medios de comunicación no se hayan hecho eco de que la fiscalía está investigando al alcalde de Mieres por un presunto delito de prevaricación, algo que interesa o debería interesar a cualquier ciudadano de este municipio.

Anónimo dijo...

Cambiemos los hechos y pongamos que ocurrió todo eso mismo pero que esas personas fueron sorprendidas echando veneno a la puerta de un colegio o de una guardería. A estas horas habrían tenido su juicio, su multa y seguramente no tendrían ganas de volver a hacerlo.
Mucho queda por hacer para que haya una verdadera igualdad entre seres humanos y animales.

IRUN dijo...

Mi felicitación a esta mujer y todo lo que lleva haciendo desde que encontró a esas personas con las manos en la masa. Ojalá la denuncia ante la fiscalía siga su curso y se llegue a saber por qué tanto amiguismo y sirva para que el ayuntamiento y la policía dejen de hacer favores y vistas gordas que todos sabemos que hacen a quienes les parece.

Anónimo dijo...

A esta Señora parez que y gusta mucho el protagonismo. Nadie quiere ser Presidente de una Comunidad de Vecinos y ella lleva 5 años? Y pide más parques por el Centro porque oscurece pronto en Invierno?Tendrá razón en lo del Veneno, que no puede quedar impune, sobre todo si lo coge un niño, y que luche por que les caiga una Multa a esos señores. Pero se y fue de las manos todo esto que esta pidiendo, lo próximo que será, quitar a los niños de los Parques para ir solo los perros?El Civismo hay que empezar a practicarlo uno mismo para que se nos tenga en cuenta y los perros son perros, no se pueden tratar como personas como se ven muchos por la Calle que los llevan hasta en Carritos de Bebes.

Anónimo dijo...

Si levanta la cabeza mi guelu y ve que traten mejor a los perros que a los vieyos (los que tienen la paga pequeña) muerre. A onde vamos a llegar.

Anónimo dijo...

A lo meyor con lo del azufre nun había tantu problema si los dueños de perros nun fueren unos GOCHOS, que hay cuadres mas limpies que les calles de Mieres.

Anónimo dijo...

Es increible que por una circunstancia puntual se haya magnificado tanto este caso. Es criticable el caso de envenenamiento pero le sirve a esta señora para promocionarse; puede hasta terminar de diputada. Damos importancia a cosas nimias e ignoramos los verdaderos problemas. Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

A la vez que estoy a favor de que se prohiba echar cualquier clase de veneneno, veo totalmente lógico lo del azufre en las fachadas, si la gente no mandara a sus queridas mascotas a mexiar a les fachades de los demas igual nadie echaba azufre, me imagino que todos los dueños de mascotas tienen paredes en casa, la solucion es muy sencilla que pongan a sus mascotas a mear en sus paredes no en las de los demas.

Anónimo dijo...

Mejor se dedicaba esta señora a limpiar toda la mierda de perro que hay por todas las calles de Mieres.

Xurde dijo...

D'alcuerdu en que hay xente que ye muy gocha y que los perros ensucien muncho. Pero esi nun ye argumentu válidu pa minimizar como veo que se ta faciendo un problema importante. Queriendo o non, tan envenenándose perros.
N'esti casu l'Ayuntamientu actuó mal y nun lo tomaron tan en serio como debieron tomalo. Nun ye azufre, que tamién tenía que tal prohibío echalo. Ye veneno. Tal cual.
Habrá que ver que diz la xusticia. Munchu ánimu a Liliana.

Eva dijo...

Escuchaba el otro día decir en Santa Marina posiblemente por esta entrevista que lo del veneno se había echado siempre. No lo dudo. Pero el veneno, siendo veneno, hay que echarlo con cautelas.
Dicho esto, me alegra que un suceso como este, que pudo haber sido ocultado por el ayuntamiento haya salido en prensa y que gracias a él se puedan llegar a descubrir los tejemanejes que hay en un ayuntamiento como este.

El amigo de Dimitri... dijo...

Vaya, veo con estupor que hay gente que critica la iniciativa llevada a cabo por Liliana. No lo entiendo, la verdad. No entiendo que se pueda criticar a alguien por denunciar el vertido indiscriminado de veneno en las calles y parques públicos, veneno que puede afectar no sólo a animales sino también a personas. Tampoco entiendo que sea objeto de crítica el hecho de que se exija al Ayuntamiento que haga extensivo a todo el mundo el cumplimiento de las ordenanzas municipales y que se denuncie su omisión. Tampoco entiendo que pueda ser objeto de crítica el hecho de solicitar al consistorio que se habiliten más espacios para poder llevar a los perros cuando, en definitiva, ello redundaría en un beneficio para todos ya que, por un lado, se rehabilitarían zonas que actualmente están en desuso o abandonadas y, por otro, se generarían nuevas infraestructuras de servicios en la ciudad.

La verdad del caso es que esta chica está demostrando tener agallas y más "pelotas" que mucha gente que conozco y lamento ver cómo no recibe más apoyos, tanto de gente que ha resultado directamente afectada por el tema del veneno, como por parte de los vecinos a los que parece ser que les da igual que se vierta veneno indiscriminadamente en las calles y parques y que el Ayuntamiento no aplique la normativa de forma igualitaria para todo el mundo.

Mucho ánimo Liliana, sigue hasta el final, tienes todo mi apoyo desde EL ÚLTIMO BASTIÓN.

Anónimo dijo...

AL AMIGO DE DIMITRI : Nadie critica que tu amiga liliana denuncie ni está en contra de la normativa municipal; lo que es cansino es que se magnifique y se traumatice al personal con el hecho, tanto protagonismo y tanta película por un caso denunciado y hecho público. Nadie quiere que se envenenen canes y mucho menos personas...está publicitado ampliamente y denunciado y punto. Un saludo : JEROMIN.

Anónimo dijo...

Yo pienso que se tiene que esperar a que todo salga a la luz,si hay culpables que les den su castigo, pero poner como ejemplo si tu hijo o tu nieto comiera el veneno eso esta fuera de lugar,nadie en su sano juicio pondría veneno sabiendo que los ñoños lo cometían es una aberración pensar eso un saludo y respeto ante todo