23/2/18

ENTREVISTA: Abel López Busto, director del Colegio Público de Villapendi

Llegó a Villapendi en 2013 para ponerse al frente del colegio que lleva el nombre del pueblo, uno de los dos centros de educación infantil y primaria con los que cuenta el Valle de Turón. Encabeza desde entonces un proyecto educativo en el que prima el tratamiento individualizado del alumno en un centro que vive un “momento de esplendor” y para el que proyecta la puesta en marcha de un comedor escolar.
Conversamos con Abel López Busto, director del Colegio Público Villapendi, en el que ejerce también como profesor de Educación Física. 

“Este es el colegio con el que siempre soñé”

-Comenzamos con un par de preguntas necesarias. ¿Cuántos alumnos tiene en estos momentos el Colegio Público Villapendi? ¿Cuántos profesores componen la plantilla del centro?
En la actualidad tenemos 44 alumnos y 11 maestros en el claustro.

*Profesores y alumnos celebrando el Día de la Paz.
-La oferta educativa del colegio no solo se limita a educación infantil y primaria, sino que se completa con diversas actividades extraescolares, ¿qué nos puede contar de ellas?
Actualmente, desde el centro ofertamos el programa PROA al que asisten numerosos alumnos en tres grupos de 4 horas semanales. Asimismo, también tenemos algunas tardes talleres puntuales ofertados por el AMPA.

-Se suele escuchar que en centro como este se ofrece una enseñanza muy personalizada, al ser el colegio una especie de pequeña familia ¿es así?
Efectivamente, el colegio de Villapendi es una gran familia, en la que el trato es directo y afable, favoreciendo un tratamiento muy individualizado de las necesidades tanto de los niños y niñas como de las propias familias. Asimismo, el hecho de que la comunicación con toda la comunidad educativa sea tan fluida facilita establecer lazos de actuación sobre los niños de forma inmediata.

-Precisamente, el hecho de que se trate de un colegio pequeño, situado en un enclave como el valle de Turón, ¿implica que el centro tenga unas necesidades diferentes a las de cualquier colegio de la capital del concejo?
La recesión económica y las bajas expectativas de la zona para la juventud es un aspecto muy presente en el trabajo diario en nuestro centro. Intentamos fomentar un espíritu emprendedor  que les permita tener una mayor expectativa del entorno que les rodea. Fomentamos esta filosofía, quizás, en mayor medida que en otros centros de zonas urbanas.

*El colegio, con la última nevada de febrero.
-Relacionada en cierta forma con la pregunta anterior, ¿cómo se encuentra el C.P. Villapendi en lo que a instalaciones se refiere?
Las instalaciones requieren de mejoras en el mantenimiento, éste es un caso de entre los muchos colegios de Mieres. Considero que la Administración local debería tomarse mucho más en serio las inversiones en los centros docentes de esta zona. Sería una buena acción para el futuro de la cuenca invertir en los centros educativos ya que en ellos se enseña a los niños que serán el futuro de la zona.

-A nivel personal ¿qué es lo más satisfactorio que tiene ser el director de un colegio como este?
Este es el colegio con el que siempre soñé. Tiene un entorno y una comunidad educativa excelente. El hecho de conducir este proyecto de vida escolar me permite introducir las innovaciones y mejoras que siempre consideré que eran necesarias en el ámbito educativo. Todo ello, me genera una tremenda satisfacción que en otro centro probablemente no encontraría.

-Dando la vuelta a la pregunta anterior, ¿a qué problemas toca hacer frente?
El centro ha llegado a un momento de esplendor que recuerda mucho a las épocas pasadas del mismo. Nuestro gran objetivo es poner en marcha un comedor escolar, para el cual, tal y como hemos visto en diversos casos de Mieres, va a resultar bastante duro.

-El valle de Turón ha sufrido una fuerte pérdida de población en los últimos años. ¿Se ha notado este hecho en el colegio y el número de alumnos?
Afortunadamente, este es un colegio que pese a ese tipo de amenazas, nunca se ha visto en una situación de pérdida considerable de alumnado. Mantenemos un buen número de niñas y niños en edad escolar de la zona.

*Alumnos de Infantil en una de las clases.
-Últimamente es habitual leer en prensa noticias sobre centros pequeños, situados en poblaciones rurales, que ven crecer su alumnado gracias a familias que viven en la ciudad y que prefieren ese modelo de educación personalizada que ofrecen centros como el que usted dirige. ¿Se ha dado, por ahora, algún caso de este tipo en el C.P. Villapendi?
En nuestro caso, la inmensa mayoría de nuestros alumnos provienen de todo el Valle. Si bien es cierto que en los últimos años he visto muchas familias que han decidido matricular a sus hijos en este colegio porque buscan un trato más directo.

-En los últimos años se han sucedido diferentes cambios en materia educativa, el último, a través de la LOMCE. A su juicio, ¿es la LOMCE un cambio a mejor o a peor? ¿Ha tenido efecto de alguna manera a las enseñanzas o el día a día del colegio?
Esta Ley es una más de entre tantas, con sus ventajas y sus inconvenientes, por ello, es necesario que se llegue a un verdadero Pacto de Estado por la Educación y seamos todos los sectores partícipes de una verdadera transformación en la educación. A nivel de funcionamiento interno del Centro no se han notado cambios considerables, salvo la modificación de la documentación del Centro, quizás los cambios hayan sido más significativos en etapas posteriores.

-También en los últimos años los colegios han sido objeto de numerosos recortes por parte de las administraciones, ¿mejora la situación? ¿Sigue habiendo recortes?
Desconozco cuál es la situación exacta de otros centros, en el CP Villapendi consideramos que la Consejería de Educación ha estado siempre muy pendiente de nuestras necesidades y las ha atendido todas. Sí puedo decir que en el ámbito de la administración local, el Ayuntamiento de Mieres nos recorta en la conservación de las instalaciones.

*Alumnos de Primaria participando en una actividad.
-Los tiempos cambian y las nuevas tecnologías han logrado un peso importante en el día a día de muchos colegios, hasta el punto de que existen colegios en los que el alumno estudia por una tableta o un pequeño ordenador, sin libros. Como director de un centro educativo, ¿es un paso hacia adelante o hacia atrás? ¿Debe la tecnología llegar hasta ese punto?
Por supuesto, que son un gran avance. Deben llegar a los centros hasta ese mismo punto y más. El problema que yo veo es que la tecnología va mucho más rápido que la propia escuela. Si a esto le añadimos la necesidad de realizar grandes inversiones para tener más dispositivos en los centros hace que nos tengamos que adaptar con bastantes dificultades.

-Hilando con la cuestión anterior, ¿cómo lleva su colegio la implantación de las nuevas tecnologías en el aula?
Tenemos un aula muy bien dotada y los profesores hacen mucho uso de la misma. Tengo la gran suerte de trabajar con gente muy proactiva en este tema. En la actualidad, tenemos en marcha dotar más aulas con los últimos avances en tecnología educativa.

*Parte del claustro, en la sala de profesores del centro.
-Recientemente el ministro de Educación planteaba una especie de MIR docente para futuros profesores, con miras a “mejorar su formación y la calidad de la enseñanza”. ¿Es necesario, en su opinión, ese MIR docente?
Por supuesto, pienso que dignificará aún más nuestra profesión y permitirá mejorar la especialización del profesorado que comienza su carrera docente. Sin embargo, considero que todo ello deberá ir asociado a la puesta en marcha de una Ley de la profesión docente y de un Estatuto docente.

-Como docente con una década de experiencia y sin dejar el tema anterior, ¿qué mensaje lanzaría a aquellos jóvenes que actualmente estudian para estar el día de mañana en un centro educativo?
Que piensen que en esta profesión hay que ser muy humilde y estar siempre preparado para la crítica y la autocrítica. Que sean proactivos y vean su trabajo en la escuela como el principal pilar de la sociedad que estamos construyendo. Por último, que tengan en cuenta que esta es una profesión de mucha responsabilidad y que no olviden que van a estar al servicio del ciudadano.

-Y ya para concluir, ¿qué les diría a los padres con hijos en edad escolar que hayan leído esta entrevista? ¿Qué papel deben jugar los progenitores en la educación de sus hijos?
Los padres son uno de los pilares principales en la educación de los niños, sin su apoyo, tanto dentro como fuera de la escuela resultaría insuficiente. A los que sean de la zona y busquen un colegio con atención directa como éste, les animo a que vengan y nos conozcan y como dice el slogan de nuestro centro: “Ven a hacer escuela con nosotros”.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra que siga funcionando el colegio de Villapendi. Pensé que había cerrado hace unos años, pero ahora que lo repienso me parece que lo que cerró fue el centro de educación de adultos o algo por el estilo, que hubo muchas protestas.
No tengo hijos pero si los tuviese creo que el modelo de este tipo de colegios con pocos alumnos es el mejor. Yo que estudié en un colegio de pueblo, como salvando las distancias temporales pueda ser este, con una clase de treinta y tantos críos de distintas edades puedo asegurar que se aprendía mucho -nosotros teníamos un solo maestro- y se hacen amistades para toda la vida.

Anónimo dijo...

Este profesorado tiene que estar agobiado porque son 11 y los alumnos 44 a cuantos tocan por profesor?

lili dijo...

Mi colegio. Da gusto ver que ahí sigue funcionando con pocos alumnos pero con futuro en un valle que muchos tuvimos que dejar por las pocas oportunidades que encontramos.
Esos 44 alumnos son unos privilegiados de estudiar en Villapendi.
Un saludo desde la distancia-

lili